jueves, diciembre 01, 2005

Manzanas - Frutas

Las manzanas demuestran el engaño de la religión.
Así de claro.
Veamos.
Nos han enseñado que sufrimos todos los males, (el trabajo por ejemplo), por comernos una manzana.
Pero nadie las ha prohibido desde entonces.
Vamos al súper y te puedes llenar el carrito de la compra de manzanas. ¡El fruto prohibido a 2 Euros el kilo! Y anunciado en carteles de colores. ¡Como tengo las manzanas!, te gritan.
No se, no le veo sentido.
Claro algún teólogo y demás dirá que en la Biblia eso es un cuento, una metáfora, para que entendamos a Dios.
Y yo diré lo de siempre: " ¿Y lo demás que está escrito en ese libro no es un cuento?